Atau Wállpaj p’uchukakuyninpa wankan *
Cantar del fin de Atahualpa (pasajes)
(texto quechua anónimo del siglo XIX con traducción al castellano de Jesús Lara [1959])

Waylla Wisa:

Jay, iman kay, maymin kay,
cheqapuni jamusqasqanku
auqasunk'a runakuna
mamaqhocha patallanta
chhikáchaj q'illay wanpupi,
pukalla aysakamusqanku
tarukakuna jina
kinsa ñauch'i wayracháyuj,
chay chujchachankupipas
yúraj jak'uwan t'akasqa,
chay k'akichankupipas
chhikacháchaj millma jina
puka sunk' acháyuj,
chay makichankupipas
q'illaymanta warak'áyuj,
chay warak'ánkuj ñaupinri
rumita chuqananmanta
nina raurajtan raphapan,
chay chakichaykupipas
q'illaymanta quyllurkuna
illarispa tukukamun...

Iyau, kaynijtachu rísaj,
iya, jaqaynijtachu rísaj.
Ukhullayñan sunsunk'awan,
chakillayña simp'akuwan,
qallullayña watakuwan.
Rísaj, phawásaj, willamúsaj
sapan apu Inkallayman,
sínchij munásqay Inkallayman.
Manan imatapas rikunichu,
uj simi ukhuypi willawan
kaymanmin purimusqanku
chay auqasunk'a runakuna
chay jatun wanpukunapi
unu patanta jamujkuna...

Síchij munásqay sapan apu,
Atau Wallpa Inkallay,
cheqapuni jamusqasqanku
auqasunk'a runakunaqa,
pukalla aysakamusqanku,
tarukakuna jina
kinsa ñauch'i wajracháyuj
yúraj jaku chujchachaáyuj,
millma jina puka sunk'áyuj,
makinkupi q'illaj warak'áyuj,
warakánkuj ñaupinpiri
nina ráuray raphapayníyuj,
chakinkupipas q'íllay quyllurníyuj.

Atau Wallpa:
Ayauya, Waylla Wisa,
layqa runa, sispa wauqechay,
ima phutitan willawanki,
ima llakitan apamuwanki.
Ama qanri phutikuychu,
Inkakunapunis atisunchij.
Riy ari, qan taripámuy
chay auqasunk'akunata,
tápuy imamanchus jamunku,
imajtinchus mask'awanku.

Waylla Wisa:
Chay, sapan apu Inkallay,
chay, kamajnillay,
kamajniykita rurásaj,
rísaj, taripamúsaj
chay auqasunk'akunata,
yachamúsaj imapajchus
mask'asunku, imatachus
qanwan munanku chayta...
Auqasunk'a puka runakuna,
imamántaj jamunkíchij,
imapájtaj apullayta,
Inkallayta mask'ankíchij.

Almagru:
(Simillanta kuyuchin)

Fillipillu:
Waylla Wisa, púñuj apu,
kay p'aqu apu nisunki:
Aswan tijsi muyumanta
atípaj apu kachamuwayku.
Llapa llapa runakuna
payllatamin uyarinanku.
Níway, kacha, qanpatari pítaj Inka kamachijniynki.

Waylla Wisa:
Manachu qanqa yachanqui
sapan apu, qhápaj apu
Atau Wallpa kasqantaqa.
Manachu qanqa yachanki
Intitapas, Killatapas
payllan kámaj kasqantaqa.
Manachu qanqa yachanki
urqukuna, sach'akuna,
llapa llapa kausajkuna
kamajninta rurasqankuta.
Manachu qanqa yachanki
phiña uywa anutaranwan
llapantin llapantintapas
mikhurparíchij kasqanta.
Payqa qurí wark'achanwan
quyllurkunatapas k'irinman.

Almagru:
(Simillanta kuyuchin)

Fillipillu:
Kay wámaj jámuj nisunki:
Aman anchata rimaychu,
niwaychu qasi símita;
yáchay, manan ñuqaykuqa
llajllayta rijsiriykuchu.

Waylla Wisa:
Auqasunk'a puka runa,
ima múyuj wayrátaj
jallp'aykuman, llajtaykuman
apamurqasunki.

Almagru:
(Simillanta kuyuchin)

Fillipillu:
Kay sínchij apu nisunki:
Ñuqaykuqa jamusqayku
quri, qulqita mask'aspa.

Padre Walbirde:
(Qhaparin)

Fillipillu:
Kay taita umuqa nin:
Mana. Ñuqaykuqa jamuyku
sullúllkaj Wiraquchata
qankunawan rijsichinaykúpaj.

Waylla Wisa:
Ñuqáykuj Inti Yayaykuqa
illarísqaj qurimanta,
Killa Mamaykupas
illarísqaj qulqimanta
Qurikanchapimin kanku.
Paykunaman sispanapajrí.
jallp'atáraj much'aykuna.

Padre Walbirde
(Simillanta kuyuchin)

Fillipillu:
Kay yachayníyuj umu nin:
Ñuqaykuqa qunquriyku
Apúnchij Jisucristujpa
Mamánchij Wirgin Mariajpa
santukunajpan ima
ñaupajnin chayllapi.

Waylla Wisa:
Amáraj kay quri warak'ayta
muyuyta muyuchisqájtiy
chínqay, tíjray llajtaykiman,
nina ráuraj puka runa.

Almagru:
(Simillanta kuyuchin)

Fillipillu:
Kay sínchij apu nisunki:
Amapuni ñuqaykuwanqa
auqanakuyta yuyaychu.
Aswan allin kanqa qunayki
apuykiman kay qilqata.

Waylla Wisa:
Auqasunk'a puka runa,
ima yúraj chhallachan kay.
Asllallatan suyaríway,
rísaj apullaypa chayman,
rikuchimúsaj kay chhallacha
apamusqaykita...

Sínchij munásqay sapan apu,
Atau Wallpa Inkallay,
kay chhallachatan quwanku
chay auqasunk'a runakuna.

Atau Wallpa:
Waylla Wisa, púñuj apu,
kay chhallacha apamusqayki
mana imatapas niwanchu.

Waylla Wisa:
Apámuy, sínchij munásqay,
sapan apu, Inkallay,
ñúqaj taPurqurináypaj
Imaninchus ari kaypiqa
mana sina jáyk'aj pachapas
ñuqa yachayta atisajchu.
Kay chirunmanta qhawasqa
wátwaj sisiman rijch'akun.
Kay waj chirunmanta qhawasqa
chay mayu pata ch'aranpi
phichiukúnaj chakinpa
unanchasqan kikillan.
Kaynijmanta qhawarisqa
rijch'akun ura umáyuj,
pata chakíyuj tarukakunaman.
Jinallatan qhawajtinchijri
ura umáyuj Ilamakuna jina,
tarukakúnaj wájran kikin.
Pin kayta unánchaj kasqa.
Mana mana atiymanchu
unanchayta, apullay.
Waylla Wisa:

¡Qué hay, qué es esto, dónde es esto!
Evidente es que están viniendo
hombres barbudos y agresivos
por encima del mar
en grandes navíos de hierro.
Vienen en roja muchedumbre.
Llevan tres cuernos puntiagudos
igual que los venados,
y tienen los cabellos
con blanca harina polvoreados,
y en las mandíbulas ostentan
barbas del todo rojas, semejantes
a largas vedijas de lana,
y llevan en las manos
hondas de hierro extraordinarias,
cuyo poder oculto
en vez de lanzar piedras
vomita fuego llameante,
y luego en los pies tienen
extrañas estrellas de hierro
que en resplandores se deshacen...

¡Ay de mí! Iré por este lado.
¡Ay de mí! Iré por aquel otro lado.
Se me entorpece todo el cuerpo,
y los pies se me enredan,
y se me ata la lengua.
Iré volando, informaré
a mi solo señor, a mi Inca,
a mi dilecto soberano.
Aunque no he visto nada,
una voz interior me dice
que hacia este sitio se dirigen
esos hombres barbudos y agresivos,
aquellos que en grandes navíos
encima del agua vinieron...

Amado y único señor,
Atau Wallpa, Inca mío,
era evidente que llegaban
hombres barbudos y agresivos.
Extendíanse en roja muchedumbre.
Llevaban tres cuernos agudos
igual que los venados,
la cabellera enharinada,
la barba, roja vedija de lana,
hondas de hierro entre las manos
y en el extremo de sus hondas
fuego deshecho en llamas,
y en los pies claras estrellas de hierro.

Atau Wallpa:
¡Ay de mí, Waylla Wisa,
hábil mago, mi primo hermano,
qué amargura me traes,
qué adversidad me anuncias!
Mas, tú no te atribules.
Siempre podremos más los Incas.
Vé tú al encuentro
de esos enemigos de barba,
pregúntales a qué han venido
y con qué fin me buscan.

Waylla Wisa:
Muy bien, mi solo señor, mi Inca,
muy bien, conductor mío,
cumpliré tu mandato.
Iré al encuentro
de esos enemigos de barba,
indagaré el objeto
con que a buscarte vienen
y qué es lo que contigo quieren...
¡Hombres rojos, barbudos adversarios,
qué os trae a esta tierra,
con qué motivo a mi señor,
a mi Inca le buscáis!

Almagro :
(Sólo mueve los labios)

Felipillo:
Waylla Wisa, señor que duerme,
este rubio señor te dice:
“Por el señor más poderoso
del mundo venimos enviados.
Todos los hombres a él le deben
ciega obediencia.
Mensajero, dime quién es
el Inca que a ti te gobierna.”

Waylla Wisa:
¿Acaso tú no sabes
que es Atau Wallpa, el único señor,
el señor poderoso?
¿Acaso tú no sabes
que él es el único que incluso puede
con el Sol y la Luna?
¿Acaso tú no sabes
que las montañas y los árboles
y todos los seres vivientes
su voluntad acatan?
¿Acaso tú no sabes
que con su fiero y dócil anutara [perro sagrado]
suele hacer devorar
muchedumbres enteras?
Él con su invencible honda de oro
heriría inclusive a las estrellas.

Almagro:
(Sólo mueve los labios)

Felipillo:
Este forastero te dice:
“No hables más de la cuenta
ni digas palabras insulsas.
Sábelo bien, el miedo es algo
que nosotros no conocemos”.

Waylla Wisa:
Barbudo enemigo, hombre rojo,
¡qué oscuro torbellino
pudo haberte traído
a nuestro país, a nuestra tierra!

Almagro:
(Sólo mueve los labios)

Felipillo:
Este fuerte señor te dice:
“Nosotros hemos venido
en busca de oro y plata”.

Padre Valverde:
(Grita)

Felipillo:
Dice este sacerdote:
“No. Nosotros venimos
a hacer que conozcáis
al verdadero Dios”.

Waylla Wisa:
El Sol, que es nuestro Padre,
es de oro refulgente
y la Luna, que es nuestra Madre,
es de radiante plata,
y en Qurikancha ambos están.
Para acercarse a ellos
hay que besar antes la tierra.

Padre Valverde
(Sólo mueve los labios)

Felipillo:
Dice este sabio sacerdote:
Nosotros tan sólo en presencia
de Nuestro Señor Jesucristo,
de la Virgen María, nuestra Madre,
y de los santos
nos ponemos de hinojos.

Waylla Wisa:
Antes de que me ponga a voltear
ésta mi honda de oro
piérdete, regresa a tu tierra,
hombre rojo que ardes como el fuego.

Almagro:
(Sólo mueve los labios)

Felipillo:
Este fuerte señor te dice:
No te propongas provocar
pelea con nosotros.
Mejor será que vayas a entregar
a tu señor este mensaje.

Waylla Wisa:
Adversario barbudo, hombre rojo,
qué chala [hoja como de maiz] blanca es ésta.
Aguárdame un momento,
iré a casa de mi señor,
y a él le mostraré esta chala
que has traído...

Amado y único señor,
Atau Wallpa, Inca mío,
esta chala me han entregado
esos hombres barbudos y agresivos.

Atau Wallpa:
Waylla Wisa, señor que duerme,
esta chala que has traído
no me dice nada.

Waylla Wisa:
Dámela, dilectísimo
y único señor, Inca mío,
a fin de que yo le interrogue.
Quién sabe qué dirá esta chala.
Es posible que nunca
llegue a saberlo yo.
Vista de este costado
es un hervidero de hormigas.
La miro de este otro costado
y se me antojan las huellas que dejan
las patas de los pájaros
en las lodosas orillas del río.
Vista así, se parece a los venados
puestos cabeza abajo
y las patas arriba.
Y si sólo así la miramos
es semejante a llamas cabizbajas
y cuernos de venado.
Quién comprender esto pudiera.
No, no, me es imposible,
mi señor, penetrarlo.



* Tomado de TRAGEDIA DEL FIN DE ATAHUALPA, ATAU WALLPAJ P'UCHUKAKUYNINPA WANKAN; con traducción del quechua al castellano de Jesus Lara, Ediciones del Sol, Buenos Aires, 1993 (primera edición, Cochabamba, 1959).